CONTACTO - Email: phguerrag@yahoo.com

Carolina Pérez alerta sobre dramáticos efectos en los niños: ¡Secuestrados por las pantallas!

INVESTIGADORES HAN LLEGADO A CONCLUSIONES NEFASTAS SOBRE EL USO EXCESIVO DE PANTALLAS POR PARTE DE LOS NIÑOS, SOBRE TODO ANTES DE LOS 12 AÑOS. EL PROBLEMA SE HA TRASLADADO A LOS COLEGIOS, YA QUE LOS CELULARES SON LOS PRINCIPALES DISTRACTORES. UNA EXPERTA EN EDUCACIÓN EXPLICA LA IMPORTANCIA DE QUE PADRES Y PROFESORES ACTUEMOS A TIEMPO. leer mas aqui

 

 

 

Efectos de los medios electrónicos en el cerebro y desarrollo emocional e intelectual de los niños

Ya en 1963, Albert Bandura demostró que si se hacían filmaciones de adultos golpeando muñecos en una habitación, y eran vistas en la televisión por niños de entre 3 y 4 años de edad, estos al hacerlos entrar a la misma habitación, lo que hacían era copiar la conducta vista en las pantallas y golpear intensamente a los mismos muñecos, en vez de la conducta habitual de jugar con ellos (Teoría Cognitivo Social de Bandura).
Desde entonces hay un gran cúmulo de evidencia del impacto de los medios electrónicos, primero la TV, después los video-juegos y ahora el acceso libre a internet y uso de celulares y redes sociales, que nos confirman como estos impactan en la conducta, lenguaje y aprendizaje, consumismo, autoimagen y sexualidad en los niños y adolescentes.


Uno de los ejemplos más tangibles de esto es el impacto de las pantallas en el sueño diario de nuestros hijos, estudios como los publicados en Archives of Pediatrics of Adolescent Medicine el 2005 revelan que en USA el 70% de los niños tienen TV en el dormitorio, presentando estos notorias peores notas en el colegio y en test de comprensión de lectura si se les comparaba con sus compañeros sin TV en sus habitaciones. También el uso pantallas en la tarde-noche se ha relacionado a mayor tasa de insomnio y menos horas de sueño nocturno  (Nature, 2013) por supresión de la producción de melatonina endógena.


De particular interés es cómo la exposición temprana a pantallas electrónicas interfiere con la formación del cerebro en niños pequeños, estudios publicados en Journal of Pediatrics del 2007 revelan que por cada hora diaria en que los lactantes entre 8 y 16 meses, ven videos de contenidos “educativos”, comprendían 6-8 palabras menos que aquellos que no eran expuestos a ellos.
Esto ha llevado a que la Academia Americana de Pediatría solicitara a sus miembros que aconsejaran a los padres de los niños que acuden a sus consultas, que desaconsejaran todo uso de pantallas electrónicas en menores de 2 años de edad, situación que en Francia se extiende hasta los 3 años de vida.


No hay que olvidar además que el niño está inmerso en un medio familiar y social que va modelando sus capacidades y conductas, por lo que hay que tener en cuenta que por cada hora de TV que los padres comparten con sus hijos, se hablan 770 palabras menos entre ellos comparados a estar juntos sin pantallas, siendo la conversación un estímulo directo en el desarrollo intelectual de los niños y en los lazos afectivos con su familia, recordando además la gran evidencia de que a mayor cantidad de horas de TV, hay una menor comprensión de lectura en escolares.
Y esto no sólo en relación a la TV, la posibilidad de tener una pequeña pantalla que nos conecta con una ventana a cada rincón del mundo a través de internet, nos ha alejado de nuestros hijos, en el estudio del “Tren Digital UC” del 2015, donde se observarn a 148 duplas de padres con niños de entre 1-13 años en plazas y patios de comidas, los padres presentan un nivel alto o medio de “absorción” en el teléfono celular, siendo su atención sobre el entorno (y los hijos), casi nulo.


La influencia de pantallas sobre el aprendizaje también se ha demostrado en relación al uso de TV y video-juegos (Swing, Pediatrics 2010), confirmando que la exposición de 2 o más horas al día a estos se relaciona a un gran riesgo de presentar problemas de concentración, lo cual puede dar cuenta del porqué ha aumentado tanto el diagnóstico de déficit atencional en nuestros escolares. Lo mismo ha relacionado el uso de videojuegos violentos con un comportamiento más agresivo y una disminución de la empatía, adoptando los niños un rol no sólo de observador, transformándose en el protagonista de la violencia, siendo el destruir al otro el refuerzo positivo, situación que puede proyectarse a la vida real.
No hay que olvidar además que la publicidad en TV marca claramente las preferencias alimenticias de los niños menores de 12 años (Pediatrics 2010), siendo un 78% de la publicidad en horarios de programación infantil, dirigida a comida “chatarra”. Destaca que la publicidad en Carton Network es más cara que en  los canales de adultos.

Ahora, no todo es negativo, se ha demostrado por ejemplo que los niños preescolares que ven Plaza Sésamo aumentan su comprensión de lectura y pensamiento matemático. En programas de intervención familiar de niños de 3-5 años, seguidas por 1 año, en que se educaba a la familia en un cambio en la programación de la TV, promoviendo valores (caridad, tolerancia) y la capacidad de resolver problemas, ya a 6 meses se observaba que los niños mejoraban notablemente sus conductas y habilidades sociales (Pediatrics, 2013). Todo esto ha llevado al diseño de políticas nacionales, como en Canadá, en que la “Educación en Medios” es parte del currículum preescolar y escolar hasta el fin de educación secundaria

 

 

 

 

 


Novedades y Recomendaciones Sobre la Salud

 

¿Que Protege a los niños amish del asma?

Olví­dese de Fido y Firulais. La vaca Carola podrí­a ser una mascota mucho más saludable.

Esa idea se deriva de una nueva investigación a dos comunidades religiosas rurales que rechazan el estilo de vida moderno, pero tienen tasas de asma infantil dramáticamente opuestas.... seguir leyendo